Besga2003

De EsWiki

Revisión a fecha de 18:07 18 dic 2017; Joseba.abaitua (Discutir | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Ver revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Tabla de contenidos


A la venta en Casa del Libro por 290 euro.


Vascongadas dependientes de Reino de Pamplona

p. 34

  • Para Álava, el año 1024, durante el reinado de Sancho III el Mayor.
  • Para Guipuzcoa, el año 1025: Donación del monasterio de Olázabal (Lezo) por García Acenáriz y su esposa al monasterio de San Juan de la Peña. En el documento se especifica la soberanía del rey de Navarra y la tenencia del territorio por el donante.
  • Para Vizcaya, el año 1043: Donación de la villa de Orobia a Sancho Fortuniones por parte del rey navarro García III, que contó con la presencia, entre los testigos, de Enneco Lopiz de Vizcaya, señor o conde de Vizcaya, según documentos posteriores.

Estas citas revelan el dominio navarro en los territorios. El silencio [anterior] no puede ser la base exclusiva sobre la que se cimente la independencia de las Vascongadas entre los siglos VIII y X.

Vascongadas dependientes de Reino de León

En Vizcaya, la evidencia científica de la dependencia política se remonta a la primera mitad del siglo X y se puede fechar hacia 930. Se trata de la mención del domni Momi Comitis Bizcahiensis en las famosas Genealogías del Códice de Roda, cuya credibilidad está fuera de toda duda.

(A. Mañaricúa) Este texto se refiere al primer conde conocido en Vizcaya. En Occidente el conde es una autoridad territorial delegada de la monarquía. (Besga) Momo sólo pudo ser un conde del Reino de León, (desde 930).

El caso de Álava es más claro:

  • Desde 930 está atestiguada su unión a Castilla (y Reino de León)
  • Antes de 932, cuatro condes

Condes de Álava

p. 34-35

A partir del 932 está atesgiguada la unión [de Álava] a Castilla, primero como paarte integrante del Reino de León y después siguiendo la aventura independentista castellana hasta su integración en el Reino de Pamplona. Antes del 932, la existencia del condado de Álava está atestiguada por la aparición de cuatro condes:

Álvaro Herramélliz (931), Momio Vigilani (919), Vigilia Sceminiz (882), Eylo (ca. 868), los tres primeros, que son los últimos en el tiempo, claramente bajo el dominio de la monarquía asturleonesa.


Aluarus Velegiae

p.36-37

No sólo no hay motivo para dudar de la existencia del condado alavés perteneciente al reino de Asturias, sino que esta noticia queda corroborada con otro testimonio contemporáneo de la propia Crónica Albeldense. Al final de la redacción del año 881, el autor escribe una relación de los obispos del reino de Asturias. Y entre ellos aparece un obispo alavés, el primero indudable de la historia: Aluarus Velegiae. Esa sede no puede ser otra que la Veleia romana, localizada en Iruña, en el centro de Álava. La noticia tiene confirmación arqueológica, pues se ha encontrado en la parroquia de Bolívar, cercana a Vitoria, la lápida sepulcral de un obispo llamado Álvaro fallecido en el 888.

[...] Aislados de Roma,fueron los reyes asturianos los que reorganizaron la Iglesia restaurando y creando obispados. El obispado de Velegia no pudo ser la excepción: su creación debió de ser obra de la monarquía asturiana.

Vizcaya y Álava entre VIII-XIII

p. 307

Un argumento que permite llenar el vacío entre mediados del siglo VIII y principios del X y aplicar a Vizcaya lo demostrado sobre la situación de Álava durante este período es que Vizcaya podría estar incluida en el concepto amplio de Álava [...].

La existenciade ese concepto amplio de Álava está constatada en los siglos XII y XIII.

Una prueba de que este fenómeno realmente se produjo se encuentra en la existencia de un obispado de Álava entre los siglos IX y XI. Sus límites venían a corresponder con la actual Álava, salvo su borde más occidental dependiente del obispado de Valpuesta, al sur de la divisoria de aguas, y al norte con los ríos Nervión y Cadagua y el Deva en su desembocadura y la divisoria entre este río y el Urola.

Ciertamente, estas fronteras sólo están atestiguadas para el siglo XI, [... pero] es imposible dar con un motivo que pudiera explicar la ampliación del obispado alavés a Vizcaya a partir del año mil. ¿De qué otra sede episcopal podía depender Momo enterrado en Arguiñeta en el 883, fecha probablemente ya tardía en la historia del cristianismo en Vizcaya? No tiene sentido pensar que lo fuera de Valpuesta u Oviedo, y es imposible imaginar que pudiera serlo de Pamplona, habida cuenta de los problemas que tuvo esta sede para confirmar, frente a Bayona, su jurisdición sobre Guipúzcoa en los siglos XI y XII (Mañaricua 1963).

p. 308

Que el euskera hablado en Álava sea el dialecto vizcaíno indica la existencia de una unidad humana entre este territorio y la Vizcaya nuclear.

En un primer momento, las luchas entre vascones y los visigodos, la invasión musulmana y las campañas de Alfonso I debieron de acabar con la antigua geografía y producir un repliegue sobre las montañas y Vizcaya.

n. 71 Todo indica que Álava fue escenario principal de los repetidos enfrentamientos entre vascones y visigodos.

n. 72 Elena Barrena (1989:115) ha apuntado a la influencia de un cambio climático que habría favorecido el repliegue de la población hacia la montaña. Basándose en la distribución de los dialectos y subdialectos del euskera, ha trazado un cuadro más detallado del repliegue de la población alavesa (:109-128).

Después, la expansión hacia el sur la colonización que conoció el territorio explica la nueva unidad de Álava. En este sentido hay que recordar que la primitiva Álava parece situarse en una comarca con centro en Munguía, a tenor del ritmo de aparición de nuevas localidades en la documentación.

Es evidente que los recursos humanos que implica una expansión que afectará a tierras burgalesas y llegará hasta la Rioja no pudieron tener un núcleo original tan reducido.

Herramientas personales