Zuñiga (top.)

De EsWiki

Zuñiga (1495) < Eztuñiga (1456) < Eztuniga (1256) < Eztunica (1192) <Beztunica (Leire 1110) < *Bestunnius + -ica

Salaberri (2011:148-149)


Los testimonios más antiguos del topónimo navarro Zúñiga son Buztunica y Beztunica de 1110 de Leire (Martín Duque, 1983, 231, 238, 239, pp. 316, 324 y 326); luego tenemos Eztuniga en 1192 (ibíd., 353, pág. 458), Uztuniga en 1203 (Lacarra, 1965, 227, pág. 243), Eztuniga en 1256 (Lacarra & Martín Duque, 1986, 394, pág. 69), 1278 (Fortún, 1985: 362) y 1350 (Carrasco, 1973: 356), Itztuynaga en 1300 (Ostolaza, 1978, 345, 460), [E]tuniga en 1313 (vecinos de Tuniga, Pozuelo, 1998: 123), Estunniga, Estuniga en 1322 (ibíd., 126), Eztueynega en 1350 (Ruiz, 1997, 10, pág. 13), Eztuyniga en 1366 (Carrasco, 1973: 600), Estuñiga en 1456-57 y 1481 (Pozuelo, 1988: 150, 160), Eztuñiga en 1468 (ibíd., 154), Çuniga en 1479 (de Çuniga, ibíd., 156), Stuniga, Estuniga en 1481 (de Stuniga, d’Estuniga, ibíd., 160, 161), Estuñiga y Zuñiga en 1495 (de Estuñiga, de Zuñiga, ibíd., 208), Eztuniga en 1536 (Ciérbide & Ramos, 1996: 274), Zúñiga en los últimos siglos y en la actualidad.

Vista la documentación, creo que hay que partir de Beztunica, forma de la que Buztunica habrá salido por asimilación de vocales (vid. Salaberri, 2008), ayudada por la labialidad de la consonante inicial. De esta segunda forma procederá la variante Uztuniga de 1203, con la velar intervocálica ya sonorizada. Por otro lado, del inicial Beztunica salió Eztuniga de 1192 y el resto de formas documentadas que delatan un sonido palatal que se conserva en la variante actual. Esto quiere decir que el étimo del topónimo tenía nasal fortis, algo así como BeztuNica, a pesar de que no se documenta más que en 1322 con <nn> (<nni>) que refleja la nasal palatal. La pérdida de la conso- nante inicial en euskera no es habitual en toponimia (Salaberri, 2008: 716), si no es, como estamos viendo en este trabajo, por disimilación, pero sí en la lengua común (FHV, 252-2531).

Podríamos pensar, tal vez, que ha habido una forma intermedia *Geztuñiga, fruto de la asimilación, y que de aquí ha salido Eztuñiga. En cuanto a la evolución del topónimo, creo que fue la siguiente: Eztúñiga > *Ezúñiga > Zúñiga. La pérdida de la vocal pretónica no es desconocida (Salaberri, 2008: 707) y se habrá visto favorecida por el uso del topónimo en sintagmas del tipo de Ezúñiga, que se habrá reinterpretado como de Zúñiga. Es muy probable, de todos modos, que el topónimo fuera, como en la actualidad, proparoxítono.

En cuanto al origen del nombre, creo que, como la mayoría de los acabados en –ika, tiene en la base un antropónimo, algo así como *Bestunnius, de donde *(terra, villa) Bestunnica ‘la tierra, la villa, la granja, la propiedad rural de Bestunnius’. De aquí habrá salido Beztunica, con tratamiento vasco de la sibilante convertida en z [s] y nasal fortis que en euskera da n. De Beztúnika, con tratamiento romance del topónimo, salieron las variantes mencionadas y la forma actual Zúñiga. Los antropónimos que documentamos son Vestus, Vestius y Vestinius (Solin, & Salomies, 1994: 205), pero sabemos (Kajanto, 1982: 115) que –ius era un sufijo empleado en latín para formar cognómina y supernómina, y también que algunos nombres tienen dos variantes, una con –n- y otra con –nn- (Rasinius / Rasinnius; Vetenius, Vettenius / Vetennius), por lo que no parece descabellado pensar que existió una variante *Vestunnus, *Vestunnius, origen de Zúñiga.

Hechos relativos a à Zuñiga (top.) — Búsqueda de páginas similares con +.Ver como RDF
Suffix -ica  +
Herramientas personales