Salaberri2011

De EsWiki

INTRODUCCIÓN

En este artículo analizo especialmente los topónimos vascos occidentales con final en –ika a los que no se les había dado hasta el presente una visión de conjunto, y hablo también del potencial que la disimilación de consonantes nos proporciona para la explicación adecuada de algunos de nuestros topónimos, siguiendo el camino abierto por Mitxelena en su extensa obra, si bien este autor no dedicó ningún trabajo monográfico a la cuestión. Considero, igualmente, que otros cambios fonéticos esporádicos como la asimilación o la metátesis han jugado un papel importante en la configuración de nuestros nombres de lugar.

Una de las disimilaciones puestas de relieve por el lingüista guipuzcoano es la que tenemos en An(t)soain, topónimo procedente de un anterior San(t)soain (AV, 18). En la misma obra (ibíd., pág.250) propone el antropónimo latino Mamilius, mejor que Aemilius, para la explicación de Amillano (N), que ahora sabemos era Amillao (pronunciado Amillau) en lengua vasca. Es decir, se había producido, en opinión de Mitxelena, aunque no desarrolla el argumento, la disimilación *Mamiliano > *Mamillano > Amillano (> Amillao, Amillau). En to-ponimia menor encontramos la disimilación en Zezenarro > Ezenarro ya detectada por el mencionado autor (AV, 349), que contrasta con Zezenaga >Zezeaga (ibíd., 611), forma en la que las sibilantes se conservan y la nasal de ze-



p154-155

Respecto al nombre de la conocida localidad vizcaína, podría tener razón Omaetxebarria (vide supra) al proponer (Villa) Cárnica ‘granja o caserío de Carnio‘, ya que Carnius es un antropónimo documentado, y la sonorización de la velar sorda es habitual; además, Poza cita Garnica (B) en 1587 (pág. 46). Irigoien, como se ha visto, propone la base Granius, pero de este antropónimo, es decir, de *(te˘rra, villa) granica, si no pensamos en una metátesis temprana, el resultado habría sido *Graika con pérdida de la nasal lene intervocálica, o Garika tal vez, forma esta última que no necesita asterisco porque está documentada, pero no para denominar la localidad bombardeada por el ejercito alemán en la guerra civil española. Garika, documentado como apellido, mejor que de *Graika habrá salido del nombre de algún caserío homónimo, con origen en *(te˘rra, villa) carica o *(te˘rra, villa) garica, formado a partir del antropónimo Carius o Garius (Solin & Salomies, 1994: 47, 86). Además, Gernica era según la reja de San Millán una localidad de Ubarrundia (A) ya para 1025 (Ubieto, 1976, 180, pág. 176), hoy despoblado de Miñaogutxia o Miñano Menor, que ha producido, a lo largo de la historia, microtopónimos como Gernikaldea ‘la parte junto a Gernika’, Gernikabea o Gernikapea ‘lo de debajo de Gernika’, Gernikaostea ‘la parte de detrás de Gernika’, Gernikasakona ‘la hondonada, la barrancada de Gernika’, Gernikazarra ‘Gernika la vieja’, etc.3 La localidad vizcaína se documenta como Guarnica y Guernica en 1464 (Enríquez et al., 1996: 4, 5). Si de Gernica pasar a Garnica en euskera no sería tan difícil porque, como es bien sabido, la vibrante múltiple abre e en a (cf. bazterra > baztarra, ederra > edarra, izterra > iztarra...), el paso contrario de Garnika a Gernika creo que no está justificado. Por eso estimo que el antropónimo que está en la base de la Gernika alavesa y de la vizcaína es Cernius (Solin & Salomies, 1994: 53), es decir, tenemos que partir de *(te˘rra, villa) cernica [kernika] ‘la granja, la propiedad de Cernius’ de donde por sonorización de la velar sorda en inicio de palabra habrá salido Gernika.

Hechos relativos a à Salaberri2011 — Búsqueda de páginas similares con +.Ver como RDF
Creator Patxi Salaberri Zaratiegi  +
Suffix –ika  +
Herramientas personales